Financial Times: Cuando es posible digitalizar el modelo de negocio de un periódico.

Todos los periodistas y editores de medios de prensa saben que vivimos en una época incierta para sus empresas. El mundo de la información se encuentra en un proceso de reconversión muy profundo que no termina de definir el papel futuro de algunos medios de comunicación con marcas reconocidas y de prestigio a nivel regional o mundial. Cómo encontrar el modo de sobrevivir en ese entorno sin sacrificar la calidad periodística es la gran incógnita a resolver. En época de noticias falsas, y de propaganda gubernativa, el papel de la prensa independiente como poder crítico o de formación de la opinión pública parece ponerse en cuestión.

Es verdad que algunas marcas internacionales han sabido (muchas veces a contracorriente) moverse por este terreno. Una de ellas es la de "la voz de la city" liderada con su famosa columna Lex: el "Financial Times" (FT)

Hay varias fechas que marcan la historia del Financial Times:

  • 1888: Fecha de fundación.

  • 1893: Inicio de su impresión en su característico color salmón.

  • 1945: Fusión con el otro gran periódico financiero británico de ese momento, el Financial News.

  • 1995: Primera versión online del periódico mediante la creación de su página WEB.

  • 2002: Incorporación de la subscripción de pago.

  • 2015: Adquisición del Financial Times por parte del grupo editorial japonés Nikkei por unos 1.200 millones de dolares a su antiguo editor: el grupo Pearson.

Hoy en día con datos del año 2018, el propio Financial Times posee unos 930.000 suscriptores digitales, que significan la 2/3 de los ingresos totales de la compañía, significando uno de los casos más exitosos de medio de comunicación escrito que ha sabido adaptarse a la transformación digital que está viviendo el sector.

Podemos ver dos vídeos que ofrece el canal de youtube de la empresa en donde se narra tanto la historia del periódico como el proceso de digitalización del mismo:

https://www.youtube.com/watch?v=CeZdpw78E0k&fbclid=IwAR25FcK_Syj1kAeslZ9y8GsT567xzOL-DXK85S5OCNFk6nBcmAJjEV3Jy_s

https://www.youtube.com/watch?v=8Jyw-hKmgdM&fbclid=IwAR0tX4vnbEuf378zfu4_wRbWXpu4Ej1NZ-NYUMGEqZLed0sbb0yaMFmBtnI

El Financial Times fue el primer periódico que comprendió que el modelo de ingresos por publicidad no era suficiente para subsistir en el mundo de la transformación digital. Por ello consideró desde un momento muy inicial que era clave incrementar el modelo de negocio mediante las suscripciones de los lectores. Para ello apostó fuertemente por tres elementos: a) aumentar el conocimiento de la audiencia, b) mantener e incrementar la oferta de un periodismo de calidad y c) potenciar una oferta periodística más visual acorde a las nuevas herramientas que ofrecen en la actualidad las nuevas tecnologías (y siendo muy consciente que gran parte de los lectores acceden a las mismas por medio de dispositivos móviles).

El modelo de subscripción digital además para la empresa significa una mejor relación respecto a los costes de producción, pero el grupo empresarial también es muy consciente de que no hay que prescindir en la explotación del prestigio que ofrece la marca Financial Times con el objetivo de desarrollar otras líneas de negocios destinados al mundo de las empresas o al campo de eventos y conferencias, dado que es indudablemente un referente de la información económica y financiera a nivel mundial.

El modelo digital de Financial Times tomó forma a partir del año 2007 cuando impulsó un muro de pago en la publicación digital, y es junto al caso de The New York Times y del Wall Street Journal, los casos más claros de éxito en periódicos, respecto a un modelo de negocio que va implantándose poco a poco en otros países, y que se prevee que llegue a España a lo largo del año 2019.

En este sentido, Financial Times siempre le ha dado mucha importancia al control directo de sus canales de distribución directa mediante su web, sus aplicaciones app o sus propias redes sociales, pero no significa que se desentienda de la utilización del potencial de Google y de las redes sociales, especialmente Facebook, para incrementar el tráfico en las noticias gratuitas que ofrece o en la capacidad de conversión de esos lectores para formalizar la subscripción.

En los momentos actuales, la integración de Financial Times en el grupo japonés Nikkei, después del interés manifestado para su adquisición por parte de otros gigantes del sector como Bloomberg, Thomson Reuters, Dow Jones o el grupo alemán Axel Springer, tiene básicamente dos objetivos: a) el primero es que el grupo japonés con más de 3,4 millones de lectores en la prensa económica japonesa pueda incrementar su presencia internacional que ha fracasado en varias ocasiones en que lo ha intentado previamente, y b) lograr que el modelo de transformación digital realizado en el Financial Times pueda convertirse en un modelo de aprendizaje (Know-how) para aplicarlo a sus propios medios de comunicación.

Es indudable que la transformación digital ha significado una mayor consciencia sobre la gestión analítica de la información de la audiencia, una apuesta por un periodismo más visual, por una creación de una mayor colaboración entre departamentos en el propio medio de comunicación, así como la propia creación de nuevos departamentos que permitan modernizar las redacciones periodísticas y de creación de contenido.

Pero sobre todo, al igual que ocurre con otros modelos de empresas en otros subsectores económicos, que tienen éxito en el mundo de la digitalización, es el lograr convencer a los usuarios de que el pago de los bienes y servicios que se ofrecen vale la pena por ese coste (tema esencial de la microeconomía), y que los ingresos que se obtienen por los mismos compensan los costes de producción. Esa es la lección a asumir, comprender y aplicar en el modelo de transformación digital del Financial Times.