ATRESMEDIA SERIES: Unificar la marca para internacionalizar la ficción española.

Recientemente la serie "La casa de papel" de Atresmedia lograba el Emmy internacional como mejor drama por primera vez en la historia de la ficción española. Con este premio el departamento de Ficción de Atresmedia TV, dirigido por Sonia Martínez , lograba un hito muy importante en la estrategia iniciada en 2014 con la constitución de la marca de "Series Atresmedia" para agrupar toda la producción de ficción del grupo bajo un mismo concepto más reconocible.

Esta estrategia ha tenido varios elementos que consideramos muy interesantes:

  • Fomento de la internacionalización de la comercialización de las series.

Uno de los momentos de impulso de la ficción en el grupo Atresmedia se produjo con el éxito de "El tiempo entre costuras". En ese sentido esta serie significó un cambio en la internacionalización comercial de muchas series de producción del grupo que se han emitido en numerosos países. Las series que han tenido con mayor intensidad este proceso de internacionalización han sido "Velvet" (120 países), "Gran Hotel" (120), "La casa de Papel" (120), "Mar de plástico" (70),"Vis a Vis" (65), "El secreto de puente viejo" (50), "El Barco" (35) y "El Internado" (35).

En este sentido, a parte de los acuerdos de comercialización y de producción, con las nuevas plataformas de streaming, la política de distribución se ha complementado con acuerdos de comercialización más tradicionales como han sido los acordados con Televisa, Univisión, Channel 4, Telemundo, CCTV (China), RAI o Telefe. Esto ha permitido a las producciones de Atresmedia penetrar de manera pionera en mercados que hasta ahora no se había producido ese aterrizaje comercial y de distribución como los del sudeste asiático o del África de lengua inglesa.

Otra medida muy interesante recientemente anunciada para el fomento de la internacionalización por parte de Atresmedia Series es que se van a estandarizar las duración de las series a las medidas más comunes en los mercados internacionales de ficción televisiva. En este caso, y dada la prioridad al drama por parte de Atresmedia producciones, la idea es reducir la duración habitual de unos 70 minutos aproximadamente de las producciones actuales en España a una duración de unos 50 minutos con las consecuentes implicaciones en materia de tramas y de guión que esto tiene a la hora de concebir los productos.

En definitiva Atresmedia pretende hacer coherente su política de producción con la de distribución para aprovechar al máximo sus cincuenta millones de abonados a nivel mundial, sus tres canales internacionales y su cuenta de más de 10 millones de hogares con acceso al canal Atresseries en Latinoamerica, EE.UU., Australia y Europa.

  • Nueva concepción del concepto de "audiencia" más allá de la "audiencia en lineal".

Otro de los conceptos más relevantes que vemos en la estrategia de Atresmedia series es que desde hace tiempo han asumido que los conceptos de métricas de "audiencia en lineal" clásicos como criterio para valorar el resultado final de un producto hay que reconceptualizarlos. Hoy en día no se puede limitar esta valoración a la audiencia lineal en los canales de televisión en abiertos. Las nuevas formas de consumir productos televisivos como los canales de streaming, o los acuerdos de internacionalización de distribución desempeñan un papel más que notable en el proceso de rentabilización de los productos y en el proceso de recuperación de la inversión realizada por parte de los inversores en la producción.

  • Búsqueda de producciones diferenciadas de la oferta general.

Sonia Martínez destaca en varias entrevistas que uno de los intentos del departamento que dirige es precisamente el de intentar diferenciarse en un contexto en donde existe una enorme cantidad de ficción disponible para el consumidor. Sin duda estamos de acuerdo con el hecho que destaca Sonia Martínez. Sólo Netflix pone a disposición del usuario en España unas 984 series. Intentaremos en otro momento cuantificar la oferta de ficción disponible en España ahora mismo, pero es sin duda una cantidad de contenido de ficción sólo en series realmente enorme y que responde a gustos muy fragmentados de la audiencia, y en donde es extraordinariamente difícil destacar. En ese sentido la búsqueda de nuevas tendencias, la apuesta por productos televisivos con elementos de realismo como ha ocurrido con el caso de "Fariña" o de incluso la eliminación en los papeles principales de la presencia de actores y actrices reconocidos como protagonistas, son técnicas que está incorporando Atresmedia Series para lograr esa diferenciación en el mercado nacional de ficción televisiva.

  • Acuerdos de comercialización con las plataformas de streaming especialmente con Netflix.

Netflix y Atresmedia series han llegado a un acuerdo para sellar una estrategia en España y a nivel internacional de distribución de la ficción mediante el catálogo de la plataforma en streaming. Esto permite a las series llegar a un público más amplio a través de Netflix a parte de aquellos que las ven en la emisión en lineal del grupo Atresmedia en sus distintos canales, o bien mediante Atresmedia player.

  • Acuerdos de producción con las nuevas plataformas mediante Atresmedia Studio.

Lo primero a destacar es que Atresmedia Series está logrando captar la atención de inversores como Netflix para la coproducción directa de series en España como ha ocurrido con "La Catedral del Mar".

Por otro lado Atresmedia series creó hace recientemente otra marca dentro del grupo bajo el nombre de Atresmedia Studio, que es una compañía dirigida al diseño de ficciones para otros operadores del mercado, en una estrategia que algunos han catalogado como contradictoria al colaborar en productos de la competencia televisiva, pero que al grupo le ha permitido empezar a llegar a acuerdos de producción con Movistar como con "El embarcadero" o con Amazon con el caso de "Pequeñas coincidencias".

También es relevante en la estrategia de producción que está llevando a cabo Atresmedia Series la constitución de una series de productores de confianza entre la que podemos destacar a Bambú producciones o Boomerang TV, con lo que se crean sinergias entre la operadora principal (Atresmedia) y las distintas productoras, sin que el equipo de la operadora televisiva deje de mantener un papel muy relevante en la producción ejecutiva.

Sin duda un trabajo duro y pensado que está dando sus frutos tanto en términos de rentabilización empresarial, así como de creatividad.